POESÍA

SENTIR

Imagen

Sentir

es momento

despistado.

 

 FALSO FOCO

Imagen

Todo enamorado

ama a un falso

foco.

 

CIERRO POR FIN

Cierro por fin el candado

inútilmente decorado

de atuendos hiperbólicos.

Esperando un quizás

cada vez más improbable.

 

INVIERNO

Imagen

Recogidas las hojas

de mi propio árbol

que pasa hambre y frío.

Sin corteza enfrenta

un invierno culpable.

 VISLUMBRAR LA CATÁSTROFE

Fig._4_Marlene_Dumas_The_Blonde

 

 

 

 

 

 

 

Hechizarme por enésima vez

ante los ojos del verdugo.

Vislumbrar la catástrofe

a través de un beso de sangre.

 

DESCENSO

La locura Alfred Kubin 1914 (año de inicio de la Primera Guerra Mundial

 

 

 

 

 

 

Incendiaste la casa con palabras.

Tus ojos cosidos al vacío de los míos,

por necesidad.

Padezco tu amnesia deliberada.

Ahogo el rugido retorciendo el cuello de esta caligrafía.

Sufren de epilepsia todas las palabras que te escribo.

Perspectiva inequívoca,

se deshace la viscosidad de mi deseo.

Voy trazando el curso de la marcha atrás.

Roto el crepúsculo no me queda más que

entregarme al infortunio,

a la certeza de la duda.

Esta maníaca

me agarró de la nuca

y me susurró que lapidara cualquier signo de certeza.

 

RENDICIÓN

Busco huellas

en los resquicios de un movimiento enérgico que se dio hacia el aire.

En el jardín de mi imaginario

los huéspedes son suicidas y casadas.

No quieren querer

no les basta la migraña.

Arrugaron sus esperanzas

para no moverse más.

Han pedido por encargo todas las mitades.

Que sepa a poco les basta.

No quieren quererse

pues sería empachoso.

Seguirán de la mano

el suicida y la casada

mirándose los nudos del pelo.

Incapaces de mover una mano.

 

VIENE SIGUIENDO…

42

 

 

 

 

 

 

 

 

Viene siguiendo a su madre y su padre

desde que un día alguien le dijo que era hijo de ellos.

Viene pidiéndoles su nombre,

su edad

y su nacimiento.

Viene persiguiendo a su mujer y a sus hijos

pidiéndoles que les recuerde cómo les llamaba,

qué días salían juntos a pasear,

qué se hacía en  la casa antes de dormir

o los domingos por la mañana.

Viene pidiendo por la calle a gritos que le digan quién era cuando era él,

antes que decidiera ser como todo el mundo.

 

MUDANZAS INCÓMODAS

 images (1)

Hace demasiado tiempo que nuestras voces

se han trasladado al comedor de la casa,

solo al comedor.

SALIDA DE EMERGENCIAS

Imagen

 

 

 

 

Cualquier persona es ahora

puerta trasera,

salida de emergencias.

 

SUCUMBIR AL TIEMPO

Imagen

Los 40m² en los que nos hemos convertido

es demasiado espacio.

 

SUCUMBIR AL CUERPO

megan-fox-interview-1-456nt072710

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi mano ya no reposa en tu vientre,

ni en tus pechos,

ni busca el abrigo de tu entrepierna.

Ahora reposa tranquila.

 

 

LO QUE NOS QUEDA

images

 

 

 

 

Las sobras del ayer es de lo que nos alimentamos hoy. 

 

A MIS OJOS

A mis ojos

todo quiere parecerse a ti.

 

LOS DÍAS A TU LADO

El tiempo sucede a nuestro lado,

como animal de compañía

fiel y agradecido

 

TU Y YO

La conjunción que nos sostiene

padece de artritis.

 

COMEDIA

Estar en ti

es escapar de la omnipresente comedia

en la que se convierte mi vida

si no estoy en ti.

 

NO TODAVÍA

No todo contigo

no toda tú.

Todavía.

Despacito,

despacio

tu voz me acaricia allí donde no me conocía.

Cada día ensayar un rincón de ti.

No conocerte.

Brindarte todas las excusas

para no descubrirte

todavía.

Descifrarte a instantes.

Tú,

significado,

te diluyes en el intento de recordarte.

Y serás siempre

“algún día”

“más adelante”

“pronto”

Quizás….

algún día.

 

ETERNA PARTITURA

Esta eterna partitura,

secuencia de notas estériles,

repetidas,

sordas.

La cadencia de tu mentir

a la que nunca me acostumbro

y que reconozco con sumo asco.

Amor,

¿no lo hueles?

Ya está aquí,

nos rodea,

nace de dentro,

de nuestras entrañas,

me es familiar este olor…

Este hedor a amor fracasado

que corroe invisible lo más débil de cada uno.

Se vuelven burdas las ilusiones,

desfilan ante nosotros con el glamur grotesco

de una prostituta de portal,

demasiado vieja,

demasiado puta.

Ya no le sienta bien mirar de perfil….

Perdió el misterio y es mísera y vulgar.

Que no sonría,

nuestra ilusión que no sonría

que se quedó sin dientes…

 

PASAJEROS DELIRIOS

Pasajeros los delirios de grandeza

apagados en el cenicero de casa.

 

ACERCARME A TI

Dejé mis ojos en la puerta de tu boca

viejos y usados.

Dejé mis ojos para no recordar lo que guardan dentro,

para sumergirme a tientas,

desprovista,

desnuda del terrorismo aprendido.

Infiltraciones de dramas repetidos

tantas, tantas…

demasiadas veces.

 

INSTANTES

Perdida la piel

el desgarro es menor.

A corazón abierto

el destino ya es cualquiera.

CALLEJÓN CONOCIDO

Fluctuaciones de sensaciones,

aires de múltiples temperaturas y formas.

El temperamento de nuestra fortuna y desgracia

nos tambalea  con violencia hacia las paredes construídas

por nosotros mismos.

Muros de contención

que se imprimen

de la esquizofrenia de nuestras inestabilidades.

Las sonrisas se han cosido una lágrima en la comisura de los labios,

la ira se ha instalado en la punta de los dedos y la lengua.

El mideo se esconde, covarde, en nuestro pelo

Y ya tansolo queda un rincón para la esperanza:

la cama,

la cama donde paseo extasiada y solitaria

por los campos de tu piel.

El agujero de tu ausencia,

mi ausencia,

es callejón conocido.

La espada está a punto de llegar,

por detrás,

y cuando esto ocurra,

cuando ocurra esto,

no quedará más que un débil eco en nuestra memoria

del olimpo en el que nos conocimos.

LA CAÍDA

Incendiaste la casa con palabras.

Tus ojos cosidos al vacío de los míos
por necesidad.

Vestías el camisón que ya no me gusta.

Padezco tu amnesia deliberada.
Ahogo el rugido retorciendo el cuello de esta caligrafía.
Sufren de epilepsia todas las palabras que te escribo.

Perspectiva inequívoca,
se deshace la viscosidad de mi deseo.
Voy trazando el curso de la marcha atrás.

Roto el crepúsculo no me queda más que
entregarme al infortunio,
a la certeza de la duda

Esta maníaca
me agarró de la nuca
y me susurró que lapidara cualquier signo de certeza.

INSTANTES INTOLERABLES

El entierro ya fue,
pero tú sigues hablando al muerto.

 

TETRAPLEGIA VERBAL

Con impermeable cuerpo te beso.
Insobornable e implacable mutismo.
Ahogando el grito en el fondo,
rescato unas palabras de caucho.
Miseria de ser hacia dentro.

Mendigo palabras
las sobras de otros es todo lo que tengo y puedo ofrecer.

Al fin,
TETRAPLEGIA VERBAL

NARCÓTICA OBSESIÓN

Trampa interior en la que me vierto sin cesar
sin motivo,
sin protección.

Arañándome la existencia en la caída,   desgarrándome los ríos de sangre que recorren el VAGABUNDO CUERPO.

 

 

 

 

 

ODA A MI CUERPO

Letargo para difuminar el cansancio

del ermitaño dolor.
Vagabunda melancolía
huérfana de padre y de madre.

Cicatriz de hojas perennes.
Pesar errante que ya no anuncia la hora de llegada.
Pena de muerte.

Este cuerpo campo de concentración.
Genocida que dictamina la cámaras de gas,
el crematorio,
la silla eléctrica.

Cada día exterminio emocional,
mutilación sensorial.

Sonetos de muerte para un cuerpo que ya no padece.

No hay pan de cada día.

CARTA DE AMOR

portada

 

 

 

 

 

Te espero entre el mundo,
convirtiéndome,
de mientras,
en alguien mejor.

 

SUPLICAR UN ADIÓN

Recógelo todo,
recoge tus ojos del suelo,
tus manos pedigueñas,
tus labios que ya solo saben llorar.

Recoge tus pasos de lástima: mañana, tarda y noche.
Camina esta vez hacia fuera.

No mendigues en la puerta de cada habitación
repitiendo mis pasos .
No llores tus días,
no grites tus padres, tu casa tu sombra y oscuridad.
No vomites tu rastro, tu pesadumbre, tu no reír jamás.

Ya han sucedido tantas ausencias
que el no estar es cuestión de una mera visión.

COMPLEJAS RELACIONES

Esta danza grotesca
con la que se ríe usted
o simplemente contempla
para su deleite y tranquilidad.

Maniatados los ilusos
siguen danzando con los pies.
Ilusos que danzan para usted
desesperadamente con ojos y colmillos,
para su deleite,
que es de lo que se alimentan ellos.

Regozijándose en su complacencia,
revolcándose en el barro de la humillación:
Patética, insabora e inodora humillación.

Usted, el más desencajado de todos,
pierde la fe en sí mismo
y se abandona a la inercia de la depravación,
y en ocasiones se asombra,                                                                         fugazmente se asombra y aterra.

DISECAR EL TIEMPO

¿Quién podrá volver a pronunciar estos días
sin ahogarse de mentiras?
¿Quién de los dos lo mencionará
sin mancharse la boca?

Le arrancamos la vida al tiempo
para dejarlo pasar sin alma.
Lo hemos descarnado
hasta dejarlo en los huesos.

Atado a la cama lo esquivábamos
sin pena ni remordimiento.
Un tiempo yermo y decrépito
que fingíamos no era nuestro.

¿Quién de los dos osará hablar de nosotros?

SAL DE MI VIDA

SAL DE MI VIDA

ILUSIONES FUGADAS

Y se abre una llaga con cada duda.

En cada INCOMPRENSIÓN un paso se desdibuja.
Con cada ENGAÑO un racimo de dulces palabras se agrían.
En cada HUIDA un te quiero se vuelve incomprensible y se diluye.

Con el frío de tus miedos cientos de besos emigran
hacia tierras más cálidas
refugiándose instintivamente de tu invierno.

La niebla tras la que te escondes arrasa campos sembrados de
ESPERANZAS e ILUSIONES.
Y éstos se vuelven yermo e inútiles.
Escena sin sentido ni razón de ser
por la que de pronto camino sin haber caminado.

El paisaje se vuelve desierto,                                                                             lleno de vacío y corro hacia la puerta de salida,                                                     muerta de SED y AHOGO.

LA ELECCIÓN

Tus ausencias.                                                                                                 Este vertirte hacia dentro                                                                         dejándome aquí fuera                                                                                      a solas con un cuerpo bonito.

El PESO de tus introspecciones.
El INCIERTO de tus recogimientos uterinos.
El AHOGO de sostener un cuerpo que sangra sin heridas aparentes.

No me has mostrado las llagas, ni los cortes,
pero tu sigues sangrando
y me desespero intentado comprender de dónde procede la
urgencia.

Pero tú me miras distante y silenciosa como una muñeca.
Y me pregunto ¿Qué hago yo aquí?
Hablando con un juguete,
curándolo,
besándolo,
SUFRIÉNDOLO.

VIOLENTO CUERPO DE  NIÑA

cos

Pequeña cosa sin nombre
a quien la noche le revienta los senos,
nalgas agrietadas de tanto forzar la huida.

Sientes como se acerca la noche bajo tu vientre,
el aliento ya se se siente
cálido y sucio.

El silencio llega de lejos, de tantas noches pasadas,
es viejo y pesado.
De nuevo se escabulle por las rendijas
y huele a sexo.

El bastardo que te penetra la infancia
busca nombrarte
sin jamás pronunciar tu nombre.
La piel es innombrable cuando se destripa la inocencia.

Se mece tu ternura en un balancín de terror y asco.
Queda algo de tu música en la almohada
porque la cantas sin cesar
con voz de otra niña
para mañana compadecerla a ella,
no a ti.

Pequeña cosa sin nombre
ahora te rescatas con huidas,
ahora vives en vano,
sin sentir ni sentido,
sin ser ni nombre.

Abrazas el miedo porque ya lo conoces
La ternura te desgarra en el recuerdo
de una niña a la que siempre has compadecido.

Repudias esos cuerpos pequeños,
pequeños e ignorantes.
Perversa es su inocencia que da la entrada
en un silencio tan cómplice como ignorante.

DEJAR DE SER


Tendidas en la cama se agarraban al instante que las hacía
perder el equilibrio
tan dulce y amargamente.

Ya era imposible hallarse,
reencontrarse entre el mosaico de cuerpos.

Todas las partes de sus cuerpos,
ya sin nombre ni apellido.

PÓSTUMO SEXO

Desgarrada la noche,

sobre la cama ya solo los gemidos restantes.

Sutiles espasmos en cuerpos blandos.

Trenzadas las piernas y los brazos,

perdidos, olvidados

como herramientas que ya fueron utilizadas.

3 SEGUNDOS, TE QUIERO

Se difuminaron las palabras.

Nos gritamos con las manos.

Géiser de estados transmutados

que no se sabe de donde nacen

ni tan solo si nos pertenecen.

Te amo tanto que el instante terminó y no sé hacia dónde ir.

Pero querida,

todo esto sucederá en un instante,

porque mañana caminaremos sin sobresaltos.

El camino será tan llano

que lo veremos todo

con aburrimiento

lo veremos todo.

MUERTE EN CUERPO ENFERMO

¡No puede nacer amor!

El hijo creció en mi vientre,

enterrado ya en mi vientre.

Durmió y duerme

pero ahora sin remedio.

Y será entregado al mundo para no ser nadie ni nada.

Ha crecido en mí como todo crece,

como duda, incierto, imperfección que termina,

termina con hastío de cansancio.

¿Acaso  se agotó de estar en mí?

¿Le dolieron mis penas en el corazón como me duelen a mí?

Sostenme fuerte.

Agárrame la desgracia,

Sostenme la desesperación,

arráncame esta corona de miedo anclada a la garganta.

No mires mi cuerpo

tendido en la cama.

Mi cuerpo que ahora es ataúd.

PREVENIR

No crucen mi piel

quienes se beban el placer en pajita,

quienes rían  a plazos y simétricamente,

quienes abusen del pacifismo y la tranquilidad.

No me pretendan quienes hablen a mares

ni quienes lloren a cuenta gotas.

No me crucen,

ni me pretendan,

ni quieran,

ni aprecien

quienes se endeuden por amor,

los que paguen a plazos sus culpas,

aquellos que ahorran bajo el colchón un poco de su querer

para los malos tiempos.

No me quieran, ni me aprecien

no me complazcan,

no me busquen los descorazonados.

OBSCURAS EVIDENCIAS

Dejen callarse a quienes ya no están.

Dejen que los muertos se pronuncien como tal.

No los disfracen más

de esperanzas carnavalescas.

 

 

Anuncios