MIS PUBLCIACIONES (Castellano)

Autolesiones: un grito de ayuda

 

autolesiones

Los jóvenes que se autolesionan, generalmente entre los 12 y 26 años, suelen ser hipersensibles al rechazo, tienen un mal concepto de ellos mismos y les cuesta controlar sus impulsos. Herirse es la manera que han encontrado de dejar una señal visible del dolor que sienten, una modo de materializarlo en algo concreto para así hacerlo mentalmente más entendible, justificable y manejable. Autolesionarse es una vía que responde a una necesidad, ya bien puede ser aliviar una tensión, sentirse vivo o castigarse tras el sentimiento de culpa. Y, contrariamente a lo que se pueda pensar, no es una llamada de atención, si acaso (para algunos), una llamada de ayuda.

Continuar leyendo…

Publicado en: El diario de educación 10/03/2017

Hablan los alumnos: qué cualidades debe tener un buen maestro?

buenos-maestros

Todos hemos tenido todo tipo de maestros, y todos recordamos con especial cariño a algunos de ellos. A veces incluso recordamos frases, o gestos que, en su momento (sin saberlo), calaron en nosotros para siempre. Y esto demuestra algo muy obvio pero poco tenido en cuenta: muy a menudo nos enseñan más las personas como personas, que el conocimiento que éstas puedan tener. Como maestros, seguramente no lleguemos a saber nunca si formamos parte del recuerdo grato de alguno de nuestros alumnos (siempre quiero pensar que sí, aunque solo sea uno). Lo que sí podemos hacer es acercarnos a la visión que tienen, interesarnos por aquello que, como alumnos, valoran de sus profesores. Y es que por jóvenes que sean, los alumnos saben bien qué es lo que les gusta y lo qué no, lo que les ayuda a aprender y lo que no.

Ahora, como maestra, observo a mí alrededor a cada uno de los alumnos, todos ellos diferentes, y me pregunto qué es lo que quieren y qué necesitan. Lo mejor que he podido hacer ha sido hablar directamente con ellos, proponerles que expliquen qué cualidades consideran que tiene que tener un buen maestro. Los jóvenes a los que les he preguntado lo han tenido bien claro:

Continuar leyendo…

Publicado en: eldiario.es 14/02/2017

Contra el imperio del fútbol: los patios de las escuelas a revisión

contra-el-imperio

No se puede negar que el juego de pelota, y muy especialmente el fútbol, se ha convertido en el dueño indiscutible del patio. Dictamina la cartografía del espacio y llena la mente de los pequeños con sueños de dinero, coches y fama. Mientras, los demás, se adaptan como pueden alrededor. Son muchos los que no quieren jugar a fútbol, otros, aunque no quieren, se ven “obligados” a jugar si pretenden mantener su grupo de amigos. ¿Qué hacemos al respecto? ¿Qué se está haciendo en las escuelas para romper con el imperio del fútbol?

Todos hemos tenido todo tipo de maestros, y todos recordamos con especial cariño a algunos de ellos. A veces incluso recordamos frases, o gestos que, en su momento (sin saberlo), calaron en nosotros para siempre. Y esto demuestra algo muy obvio pero poco tenido en cuenta: muy a menudo nos enseñan más las personas como personas, que el conocimiento que éstas puedan tener. Como maestros, seguramente no lleguemos a saber nunca si formamos parte del recuerdo grato de alguno de nuestros alumnos (siempre quiero pensar que sí, aunque solo sea uno). Lo que sí podemos hacer es acercarnos a la visión que tienen, interesarnos por aquello que, como alumnos, valoran de sus profesores. Y es que por jóvenes que sean, los alumnos saben bien qué es lo que les gusta y lo qué no, lo que les ayuda a aprender y lo que no.

Ahora, como maestra, observo a mí alrededor a cada uno de los alumnos, todos ellos diferentes, y me pregunto qué es lo que quieren y qué necesitan. Lo mejor que he podido hacer ha sido hablar directamente con ellos, proponerles que expliquen qué cualidades consideran que tiene que tener un buen maestro. Los jóvenes a los que les he preguntado lo han tenido bien claro:

Continuar leyendo…

Publicado en: El diario de educación 18/01/2017

La dislexia, una desventaja culturalmente impuesta

dislexia

Es cierto que todavía queda mucho por saber, y que la comunidad científica no ha llegado a un acuerdo unánime sobre sus causas; no obstante, disponemos de la suficiente información como para dar respuestas a las dificultades más comunes que presentan los alumnos con esta problemática.

La dislexia es la gran desconocida y olvidada dentro del sistema educativo de todos los niveles. El diagnóstico es cada vez más temprano (no por ello lo suficiente), pero una vez detectada, todavía queda por recorrer el camino más importante y, generalmente, el más difícil: cómo abordarla, cómo tratarla. En 2006, la LOE incluyó a los alumnos con dislexia como “alumnado con necesidades educativas especiales”, pero pese a ello, hoy no existe una normativa que fije cuáles son las acciones que llevar a cabo en las aulas: todo queda a la voluntad y preparación del profesorado.

¿Está la comunidad educativa suficientemente informada, preparada y concienciada de lo que es la dislexia?

Continuar leyendo…

Publicado en: El diario de educación 23/01/2017

Anuncios