42

 

Viene siguiendo a su madre y su padre

desde que un día alguien le dijo que era hijo de ellos.

Viene pidiéndoles su nombre,

su edad

y su nacimiento.

 

Viene persiguiendo a su mujer y a sus hijos

pidiéndoles que les recuerde cómo les llamaba,

qué días salían juntos a pasear,

qué se hacía en  la casa antes de dormir

o los domingos por la mañana.

 

Viene pidiendo por la calle a gritos que le digan quién era cuando era él,

antes que decidiera ser como todo el mundo.

Anuncios