megan-fox-interview-1-456nt072710Mi mano ya no reposa en tu vientre,

ni en tus pechos,

ni busca el abrigo de tu entrepierna.

Ahora reposa tranquila

en cualquier lugar de la casa.

Anuncios