Se difuminaron las palabras.

Nos gritamos con las manos.

Géiser de estados transmutados

que no se sabe de donde nacen

ni tan solo si nos pertenecen.

Te amo tanto que el instante terminó y no sé hacia dónde ir.

Pero querida,

todo esto sucederá en un instante,

porque mañana caminaremos sin sobresaltos.

El camino será tan llano…

que lo veremos todo

con aburrimiento

lo veremos todo.

Anuncios