Dejen callarse a quienes ya no están.

Dejen que los muertos se pronuncien como tal.

No los disfracen más

de esperanzas carnavalescas.

Anuncios